Inicio       Calculadora financiera       Mapa de sitio       US $ Dolar: SUNAT
Articulos
21.02.2011
La Ética
Número de lecturas: 3489



LA ÉTICA

Según Aristóteles cada investigación, así como cada acción y cada elección, están hechas con un fin que nos parece bueno y deseable. Los fines de las actividades humanas son múltiples y algunos de ellos son deseados solamente en vista de fines superiores como por ejemplo deseamos la buena salud. Pero debe existir un fin supremo que es deseado por sí mismo. Si los otros fines son bienes, este es el bien supremo del cual dependen los otros, y Aristóteles no duda que este fin sea la felicidad.
¿Pero en que consiste la felicidad para el hombre? Para responder esta pregunta se debe determinar la misión propia del hombre. Cada hombre es feliz cumpliendo bien su misión, más la misión propia del hombre es la vida de la razón. Así el hombre será solo feliz si vive según la razón, y esta vida es la virtud. Los bienes exteriores, como la riqueza el poder o la belleza, pueden, con su presencia, facilitar la vida o volverla más difícil con su ausencia, más no pueden determinarla. La virtud y la maldad dependen solamente de los hombres. El hombre, desde luego, no escoge el fin que está en él por naturaleza como la luz que lo lleva a juzgar correctamente y escoger el bien verdadero. Más la virtud depende precisamente de la elección de los medios que se hace en vista del bien supremo. Es, pues, libre para el hombre, puesto que en el hombre, además de la parte racional existe la parte apetitiva, que aún careciendo de razón puede ser dominada y dirigida por ella, así hay dos virtudes fundamentales: la primera consiste en el mismo ejercicio de la razón, por lo cual es llamada intelectiva o racional, la otra consiste en el dominio de la razón sobre los impulsos sensibles que determina las buenas costumbres y por eso se llama virtud moral. La virtud moral consiste en la capacidad de escoger el justo medio, adecuado a nuestra naturaleza, tal como es determinado por la razón. El justo medio excluye los dos extremos viciosos, que pecan uno por exceso y otro por defecto. Esta capacidad de elección es un poder que se perfecciona y refuerza con el ejercicio. Sus diferentes aspectos constituyen las varias virtudes éticas. El valor, que es el justo medio entre la cobardía y la temeridad, determina lo que debemos o no debemos temer. La templanza, que es el justo medio entre la intemperancia y la insensibilidad, se refiere al uso moderado de los placeres. La liberalidad, que es el justo medio entre la avaricia y la prodigalidad, concierne al uso prudente de las riquezas. La magnanimidad, que es el justo medio entre la vanidad y la humildad, concierne a la correcta opinión de sí mismo.

La mansedumbre, que es el justo medio entre la irascibilidad y la indolencia, concierne a la ira. La virtud ética principal es la justicia, en un sentido más general, es decir, como conformidad a las leyes, la justicia no es una virtud particular, más bien la virtud íntegra y perfecta. En efecto el hombre que respeta todas las leyes es el hombre completamente virtuoso. La virtud intelectiva o dianoética, es propicia del ser racional, comprende la ciencia, el arte, la prudencia, la inteligencia, la sabiduría.

La ciencia, es la capacidad demostrativa que tiene por objeto lo que no puede suceder diferentemente de como sucede, es decir, lo necesario y lo eterno. El arte, es la capacidad acompañada de razón de producir algún objeto. La prudencia, es la capacidad unida a la razón de obrar en forma conveniente frente a los bienes humanos. La inteligencia, es la capacidad de comprender los primeros principios de todas las ciencias que precisamente por ser principios no forman parte de la misma ciencia.

La sabiduría, es el grado más alto de la ciencia y sirve no solo para deducir los principios, sino juzgar su misma verdad.

Mientras la prudencia se refiere a las cosas humanas y consiste en el juicio sobre la conveniencia, oportunidad y utilidad. La sabiduría se refiere a las cosas más altas y universales.

Este contraste de sabiduría y prudencia, es el reflejo en el campo de la ética de la actitud filosófica fundamental de Aristóteles, este contraste no existía para Platón para quien la sola prudencia humana es la ciencia suprema que tiene por objeto el bien como principio del ser.

Pero para Aristóteles el ser ha alcanzado su autonomía frente al bien, por eso indica que la sabiduría consiste en la plena posesión de la ciencia en sus principios y conclusiones, no tiene nada que ver con la prudencia que es el conocimiento de los valores humanos. El contraste entre la prudencia y la sabiduría, es el contraste entre el filosofar humano que es la meta de Platón, y la filosofía como ciencia que es la meta de Aristóteles.

La palabra ética proviene del griego éthikós que a su vez proviene del vocablo ethos que significa costumbre, modo de ser, o carácter, en cuanto a la forma de vida adquirida por el hombre.

La Ética es la ciencia de la conducta humana, que estudia la forma de actuar que tenemos todos los hombres frente a nuestros semejantes y la manera en la que nos desenvolvemos en nuestras actividades diarias.

La Ética es la ciencia que estudia los diversos deberes y el comportamiento de los profesionales en sus relaciones con sus clientes y sus Colegas, es un conjunto de comportamientos exigibles a los Profesionales.

Se dice que la Ética es una ciencia, porque es una disciplina racional ya que parte de los actos humanos y los transporta hasta llegar a sus principios.

La Ética es un conjunto de conocimientos sistemáticos, metódicos y racionales basados en la experiencia y fundados en principios.

A menudo confundimos la moral con la Ética, pero debemos recordar que moral es el conjunto de reglas, valores, prohibiciones y tabúes procedentes desde fuera del hombre, es decir que le son inculcados o impuestos por la política, las costumbres sociales, la religión o las ideologías. En cambio la ética siempre implica una reflexión teórica sobre cualquier moral, una revisión racional y crítica sobre la validez de la conducta humana. La Ética es parte de la filosofía que trata de la moral y las obligaciones del hombre.

Por lo tanto, la ética al ser la justificación racional de la moral, determina que los ideales o valores proceden a partir de la propia deliberación del hombre. Mientras que la moral es un asentimiento de las reglas dadas, la ética es un análisis crítico de esas reglas. Por eso se dice que la Ética es la filosofía de la moral, si se entiende a la filosofía como un conjunto de conocimientos racionales establecidos.

La ética puede definirse como la ciencia normativa de la rectitud de los actos humanos según principios racionales. Esta definición se explica racionalmente de la siguiente manera:

1. La Ética como Ciencia.- La ética es el conocimiento que se preocupa por el fin al que debe dirigirse la conducta humana y de los medios que sirvan para alcanzar ese fin.

2. El Carácter Normativo de la Ética.- La ética es una racionalización del comportamiento humano, es decir, un conjunto de principios o enunciados dados por la luz de la razón y que iluminan el camino acertado de la conducta. Por eso los principios éticos tienen una dimensión imperativa, pues son mandatos u órdenes que nos damos para movernos en la realización de actos que mejoren nuestra condición humana.

3. La Rectitud de la Ética.- La ética busca que los actos humanos se orienten hacia la rectitud. Con esto se indica el estudio de aquellos actos que contribuyen al perfeccionamiento humano. La rectitud puede entenderse como la concordancia entre nuestras acciones con la verdad o el bien, y significa la pauta apropiada para el desarrollo de nuestra naturaleza. 4. - Los Actos Humanos como Objeto de Estudio de la Ética.- Los actos humanos son una ordenación hacia las virtudes y los valores. Por consiguiente, consideramos que no sólo la razón y la voluntad son los dos aspectos que caracterizan el acto específicamente humano, existen otras dimensiones del ser humano que, con la práctica de determinadas virtudes y valores, lo perfeccionan de manera integral.

5. La Ética como Indagación de los Principios Racionales.- Cuando se habla de que la ética busca la rectitud de los actos humanos, es decir, que éstos sean conformes con lo bueno, lo verdadero, etc., es porque la ética especula sobre todo aquello que se oculta detrás de los hechos o las apariencias. Por eso la ética intenta adherirse a principios que expliquen los actos humanos según un punto de partida, un fundamento o una causa.

El objeto de estudio de la Ética está constituido por los actos humanos, los que se clasifican en actos conscientes y voluntarios, los mismos que afectan a otros seres humanos, a determinados grupos sociales, o a la sociedad en su conjunto.

La Ética trata de descubrir sus principios generales, que aunque parte de datos empíricos, o sea de la existencia de un comportamiento moral efectivo, no debe mantenerse al nivel de una simple descripción o registro, sino que deberá trascender con sus conceptos, hipótesis y teorías. Es por ello que en cuanto al conocimiento científico, la ética ha de aspirar a la racionalidad y objetividad más plena y a la vez debe de proporcionar conocimientos sistemáticos y metódicos hasta donde sea posible su verificación.

Una de las características importantes de los problemas éticos es, su generalidad; y esto los distingue de los problemas morales de la vida cotidiana, que son los que se plantean en las situaciones concretas. Al respecto, la ética puede contribuir a fundamentar o justificar cierta forma de comportamiento moral.

La tarea fundamental de la ética es la de explicar, esclarecer o investigar una realidad dada produciendo los conceptos fundamentales.

La ética es teoría, investigación o explicación de un tipo de experiencia humana, o forma de comportamiento de los hombres, el de la moral, pero considerado en su totalidad, diversidad y variedad.

La ética consiste en explicar lo que ha sido o es, y no en simplemente describir. No le corresponde emitir juicios de valor acerca de la práctica moral de otras sociedades, o de otras épocas, en nombre de una moral absoluta y universal, pero sí tiene que explicar la razón de ser de esa diversidad y de los cambios de moral, es decir ha de esclarecer el hecho de que los hombres hayan recurrido a comportamientos diferentes e incluso opuestos.

El hombre como ser de naturaleza social que forma parte de comunidades que tienen un sistema de necesidades y objetivos establecidos, posee una serie de cualidades que lo distinguen de otros hombres, peculiaridades que le dan una personalidad y carácter que varían de persona a persona y que lo hacen reaccionar ante las influencias externas de manera particular.

La ética es una parte de la filosofía, de ahí que su método y características de investigación hayan de concordar con ésta disciplina

Al ser la ética parte de la filosofía, no puede dejar de tener nunca como fondo la concepción filosófica del hombre que nos da una visión total de éste como ser social, histórico y creador.

Toda la serie de conceptos que la ética maneja de un modo específico, como los de libertad, necesidad, valor, conciencia, socialidad, entre otros, presuponen un esclarecimiento filosófico previo.

La ética se halla estrechamente vinculada a la filosofía, en su problemática que se desprende del acto moral como algo real y concreto, que al aplicársele los criterios filosóficos, habrá de ser fundamentado, esclareciéndose sus estructuras y relaciones esenciales.

Asimismo, al ser la ética parte de la filosofía, la ética habrá de tener un carácter de universalidad, mediante el cuál será capaz de abarcar su objeto, el acto moral, como un todo, enfocándolo a la vez desde todas las perspectivas que la razón le dicte, buscando con ello un concepto abstracto y general, pero al mismo tiempo concreto y particular.

La virtud es aquella capacidad humana que permite a la persona incorporar lo valioso dentro de sí, por lo tanto la virtud y el valor son coincidentes. Existen en el hombre cuatro virtudes fundamentales que lo habilitan para el ejercicio de sus facultades: el entendimiento es habilitado por la virtud de la prudencia o capacidad de acierto, la voluntad es orientada por la virtud de la justicia, las tendencias sensibles que surgen en el hombre ante el bien arduo son reguladas por la virtud de la fortaleza, y las tendencias sensibles ante los bienes placenteros son controladas por la virtud de la templanza.

Diversos autores coinciden en señalar que las virtudes o valores básicos del ser humano son: la prudencia, la fortaleza, la templanza, la Justicia, la solidaridad, la autenticidad, la fidelidad, la bondad, el agradecimiento, la responsabilidad, la libertad, la amistad, la belleza, la paz, la laboriosidad. Además a estos, nosotros debemos agregar la honestidad, la responsabilidad, la integridad y el respeto a la dignidad de las personas.

Se pueden distinguir tres clases de problemas éticos: los problemas éticos fundamentales, los problemas éticos capitales, y los problemas éticos concretos.

El problema ético fundamental, consiste en explicar, esclarecer o investigar una realidad dada produciendo los conceptos de los problemas capitales y concretos.

Los problemas éticos capitales, al igual que el problema ético fundamental se caracterizan por su generalidad y su propósito es formar un marco referencial de los problemas éticos concretos.

Los problemas éticos concretos, se caracterizan por su urgencia, particularidad e inmediatez y entre estos se considera a la ética profesional.

 

CPCC. MIGUEL ANGEL ALATRISTA GIRONZINI

CONTADOR BENEMÉRITO DEL PERÚ

CONTADOR SÍMBOLO DEL CUSCO.

MIEMBRO DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE ÉTICA Y EJERCICIO PROFESIONAL DE LA A.I.C.

PRESIDENTE DEL COMITÉ TÉCNICO NACIONAL DE ÉTICA Y EJERCICIO PROFESIONAL DE LA JDCCPP.

gironzini@hotmail.com

malatrista@gmail.com




Exportar a PDF | Descargar Acrobar Reader | Imprimir



Ultim@s Articulos
03.09.2013
PLANEAMIENTO DE LA AUDITORIA
ver mas [+] Número de lecturas: 983
07.08.2013
EL PROGRAMA DE AUDITORIA
ver mas [+] Número de lecturas: 608
25.02.2013
CONGRESOS NACIONALES DE CONTADORES PÚBLICOS DEL PERÚ.
ver mas [+] Número de lecturas: 1290
Miembros de Colegio
 
Ingrese su numero de colegiatura y su contraseña, para actualizar su informacion.
  nº colegiatura
  contraseña
   
  olvidé mi contraseña

 
Ingrese su email para enviarle su contraseña
Búsqueda de Colegiados
 
 
Nº Colegiatura   Nombres
 
Buscador

Actividades del Colegio
Sobrevuele los dias de color rojo para ver las actividades en ese dia.
  : Hoy   : Declaracion Sunat
Encuestas
 
¿Que planes de capacitacion desea que implemente el Colegio de Contadores del Cusco?

Congresos
Foros
Charlas
Capacitaciones
Revistas

  Ver resultados

COLEGIO DE CONTADORES PUBLICOS DEL CUSCO
Condominio Huascar A-13 Wanchaq
Teléfonos: +51 84 226752
Telefax: + 51 84 239638
ccpcusco@hotmail.com

E-VOLUTION: Diseño y Programación